Medios de comunicación, política y democracia: una relación que nos obliga a pensar en el futuro de Nuestra América